Lo más visto: HAY MUCHO POR HACER POR LA CIUDAD
17/01/2021 / Lo más visto / Visitas: 18671
El buen gobierno municipal se plantea estratégicamente el municipio del futuro, planteándose una visión integral del mismo. O sea un buen gobierno municipal no administra el hoy: gobierna a través de políticas que piensa y decide, desde el hoy hacia el futuro. Opera como un factor de consolidación democrática en la medida en que transfiere y/o comparte competencias con la ciudadanía, admite y favorece el control ciudadano y rinde cuentas de su gestión.

El buque insignia de cualquier ciudad es su Municipalidad. Pedro Juan Caballero tiene actualmente densa población cuyas necesidades se incrementan. La Administración Municipal ha emprendido en su decenio de gobierno, muchas obras civiles. Se han asfaltado muchas arterias, se han empedrado otras tantas, se construyó la Terminal de Ómnibus, el Palacete Municipal, se emprende la reforma total del necesario Estadio Municipal, se ha reestructurado la antigua Municipalidad, etc. Pero aún falta muchísimo por hacer. El progreso de la ciudad no debe nunca circunscribirse a los barrios céntricos y si en las decenas de barrios periféricos en donde habitan la gran mayoría de los trabajadores que son gente de clase media, baja, que deben trasladarse diariamente hacia sus lugares de trabajo sea en las industrias, en los comercios, en los bancos y financieras. Los jóvenes deben concurrir a las escuelas, a los colegios, a las universidades. Pero ese ir y venir hacia los lugares de laburo se hace sumamente difícil visto que las calles de los barrios se encuentran deterioradas y en días de lluvia se hace tortuoso, casi imposible el transito sea de bicicleta, de moto y mucho más en automoviles, pues las calles están en pésimo estado. Algunas son intransitables y se vuelve peligroso querer circular por ellas. Y ni pensar cuando se tiene enfermos graves que trasladar hasta los centros asistenciales.

Pero confío plenamente que nuestras autoridades no postergaran el presupuesto que elaboren  e incluyan el mejoramiento inmediato de, por lo menos, gran parte  de las pésimas calles que tenemos. De hecho que todos los habitantes de la ciudad somos merecedores de la atención de nuestras autoridades que no deben ni pueden alegar desconocimiento del estado de las arterias en los distintos barrios.

Apenas somos portavoces de decenas de miles de pedrojuaninos, habitantes de esta comuna, que reclaman urgente atención. Si de día ya es peligroso, a la noche es mucho peor. No existen garantías tanto para el ciudadano y para sus rodados. En tiempos de lluvia es sencillamente triste el espectáculo que se observa. Raudales, cráteres, cunetas, canaletas, pozos y malezas que dificultan el flujo de personas y vehículos.

Señalo con énfasis que es fin de la Municipalidad el desarrollo cultural, social, material y el bienestar de la colectividad local. El fomento del civismo y la solidaridad entre los vecinos. La Municipalidad tiene dos autoridades que deben actuar de manera conjunta, coordinada y solidaria visando el bien común: la JUNTA MUNICIPAL Y EL DEPARTAMENTO EJECUTIVO y tanto los miembros de esta junta y el intendente son electos de forma directa por los ciudadanos que confían en ellos y demandan el cumplimiento de sus obligaciones: propiciar el bienestar de los pobladores bien administrando los recursos propios o prestamos si son necesarios.

Hoy día es prioritario la atención de los legisladores municipales y del intendente hacia la gente del barrio. Ya no deben argüir excusas. Esta gente clama por atención y se merecen. Es prioritario el arreglo de las calles sea empedrando, sea adoquinando o sea asfaltando. Es solo cumplir con las obligaciones. Es tomar decisiones que contribuyan al mejoramiento de las condiciones de vida de los pobladores de los barrios. Al final la EQUIDAD debe primar. Todos los habitantes votaron para nombrarlos sus autoridades y no importan colores. No se admiten discriminaciones so pena de pecar contra los mandatos del pueblo. El derecho del pueblo es inexcusable, es impostergable.

No es intención criticar por criticar. Toda autoridad del municipio es un hombre público que no debe ni puede alegar desconocimiento de sus deberes, derechos y obligaciones. Es sana intención alertarlos sobre lo difícil que se torna vivir en los barrios y tener que trasladarse diariamente hacia el centro financiero, comercial y educacional de la ciudad. Y el trabajador debe estar presente en el lugar de trabajo. El patrón no escucha ni quiere saber de que las calles están intransitables. Los hijos, las familias deben comer, vestir y estudiar. Y las autoridades son electas para arbitrar los recursos necesarios para satisfacer las necesidades, en este sentido, del pedrojuanino. Postergar el arreglo, el mantenimiento, el mejoramiento de las calles es simplemente ignorar al pueblo necesitado.

Deseo que los miembros de la Honorable Junta y el Ejecutivo Municipal escuchen estos pedidos y arbitren medidas y medios para conseguir cumplir con los pobladores de los barrios. SERA JUSTICIA.

Por Lic. Osvaldo Paniagua - Catedrático 


BUSCAR NOTICIAS:
Lo ultimo