Lo más visto: Moné..co López, opinás sin conocimiento de causa
14/10/2017 / Lo más visto / Visitas: 592
Por indicación de un amigo que se tomó la molestia de leer un artículo publicado por la Revista Vida, página 8 del diario Última Hora, escrito por un tal Moneco López, quien aclara que el tema fútbol es ajeno a sus intereses, y donde se refiere a los hechos de violencia protagonizados por delincuentes disfrazados de hinchas del club Olimpia, vulgares “barras bravas” diciendo muchas verdades al respecto, me he tomado también yo la molestia de leerlo y me econtré con que ése sujeto se mandó a la vez un gran disparate al referirse al público pedrojuanino, y es por eso que me tomo la molestia de responderle con algunas verdades y realidades. Por Alejo Mendieta.

Éste personaje, empleado de un empresario que forjó su inmensa fortuna en Pedro Juan Caballero, se refiere al hecho de que debido a la violencia en los estadios de fútbol y fuera de ellos, resulta peligroso ir con niños a los estadios de fútbol, algo muy cierto, a menos que sea en Pedro Juan Caballero, donde los partidos de fútbol se disfrutan en familia en un marco de decencia, alegría y respeto mutuo, no como en Asunción y ciudades vecinas en donde el buen aficionado debe compartir con esa lacra llamada “barras bravas”, que aquí, en Pedro Juan Caballero no existe ni existió jamás.

Tras referirse a clubes grandes pero sin hinchadas numerosas que alquilan “barras bravas”, sugiere algunas soluciones a este problema, invocando lo que hicieron en Inglaterra e Italia para acabar con los  detestables y la vez temibles  ”hooligans” y “tifosi” e incluso a la suspensión de partidos hasta tanto se elimine por completo  las malditas “barras bravas” de los estadios.

Hasta aquí todo bien, su comentario fue bastante acertado, solo que al mencionar lo sucedido en Pedro Juan Caballero, dejándose guiar por hechos violentos protagonizados por el crimen organizado, que para nada tienen que ver con el 99% de la población fronteriza, que suman cerca de 200 mil habitantes (Pedro Juan Caballero y Ponta Porã), a éste personaje al parecer le faltaron argumentos o se le movió algunas tejas para seguir opinando, y se despachó contra el pueblo pedrojuanino diciendo que lo sucedido aquí, para la población de todo el Paraguay, menos a la de Pedro Juan Caballero, porque aquí , según su absurda y agresiva opinión sin conocimiento de causa, el incidente fue de rango bagatelario (sin importancia), pues ese grado de violencia fue posiblemente inferior al que se puede observar en una fiesta carnavalesca , para los pedrojuaninos.

Moné..co López, no sé ni me interesa saber  si alguna viniste y conociste la ciudad de Pedro Juan Caballero, conociendo a su gente y cómo piensa, pero por lo que veo, no tenés la más remota idea de lo que es el pueblo pedrojuanino, y te mandaste un comentario absurdo, ridículo  y ofensivo,  tomando apenas como parámetro lo que sucede entre gente que pertenece al crimen organizado, que para tu aclaración, se matan entre ellos pero no andan matando gente inocente para robar celulares, cobrar peajes  y violando a niños, como sucede en Asunción y otras ciudades del país a las cuales afectó lo sucedido en el estadio “Río Parapití”, según tus desacertadas expresiones.

Finalmente, y para que la próxima vez que se te antoje opinar sobre nuestra ciudad, ojalá que nunca más, te doy estos datos:  Aquí se jugaron partidos de Paraguay por la Copa América 1999. Se jugó el torneo Sudamericano Sub 17. Se jugaron partidos por el torneo Sudamericano Sub 20. Entre los años 2006, 2007, 2008 y 2009, cuando el Sportivo 2 de Mayo militaba en Primera División se jugaron más de 240 partidos, y nunca, atendé bien, nunca hubo incidentes de este tipo, ni siquiera bagatelarios como vos le llamás dándote ínfulas de don Antonio Nariño, prócer de la Independencia de Colombia que editó el periódico denominado  “La Bagatela”, para supuestamente auto restarle importancia al mismo.

Así que, te invito cordialmente, a que la próxima vez que se te antoje hablar mal de los pobladores de Pedro Juan Caballero, te laves varias veces tus mugrientas manos con abundante lavandina, y si vas a hablar, te enjuagues la boca con creolina. Ahhh, y me olvidaba, aquí en Pedro Juan Caballero, desde tiempos muy remotos, tenemos el mejor  carnaval de salón de la República.

Alejo A.  Mendieta  Ch.

Pedrojuanino de alma, vida y corazón


BUSCAR NOTICIAS:
Lo ultimo