Lo más visto: PANDEMIA DE CORRUPTOS (II)
18/10/2020 / Lo más visto / Visitas: 50807
LA CORRUPCION NO SE DISCULPA, NO SE PERDONA. LA CORRUPCION SE COMBATE, SE CASTIGA, SINO SE CONVIERTE EN IMPUNIDAD

Cando hojeamos un diario, es raro no encontrarnos con escándalos en el mundo político. Casos de nepotismo, malversación de recursos públicos, uso inadecuado de la maquinaria administrativa, red de clientelas, prepotencia, escamoteos de fondos públicos, sobrefacturaciones, nombramientos inadecuados y otras deshonestidades  que configuran una sensación de malestar colectivo e n que siempre miramos de modo muy escéptico los rumbos que la política en Pedro Juan Caballero y todo el país. Se crea de esta forma, un clamor moral, un muro de lamentaciones contra estos males. Pero a pesar de la sucesión de escándalos en la ciudad, existe una sensación de impotencia por parte de la sociedad. La corrupción es tolerada y por serviles ensalzada, y los ciudadanos quedan apenas aguardando cual será el próximo escándalo que noticiara los diarios.

Esta sensación de malestar colectivo con la corrupción crea concepciones de consenso acerca de una natural deshonestidad del paraguayo. Uno de los trazos característicos de ese consenso común en el Paraguay es que el paraguayo típico tiene un carácter dubitativo, de medrosidad, y que, al principio no se niega sacar un tipo de ventaja en el ámbito de las relaciones sociales ordinarias. En el Paraguay la desconfianza impera y esta realidad de corrupción, lastimosamente, se transfiere en el ámbito más sensible de una sociedad: el área de la educación superior

En este artículo analizamos el problema de la corrupción en las Universidades Publicas, tanto en la UNA y en la UNVES, recordando que ambas instituciones son propiedades del pueblo paraguayo y no de pequeños grupos corruptos. Este análisis los efectuamos a partir de la antinomia entre normas morales y practica social, defendiendo la hipótesis de que la práctica de la corrupción no está relacionada a aspectos del carácter del paraguayo, y si la constitución de normas informales que institucionalizan ciertas prácticas aceptadas como moralmente degradantes, pero cotidianamente toleradas. La antinomia entre normas morales y práctica social de la corrupción en Pedro Juan Caballero revela otra antinomia: la corrupción es explicada en el plano de la sociedad pedrojuanina, por el rango que separa los aspectos morales y valorativos de la vida y la cultura política. Esto acarrea una extrema y maldita tolerancia a la aberrante corrupción que está presente en la vida y la cultura política.

Peligrosamente la corrupción y los corruptos no ahorran ni el mundo popular ni los estamentos superiores de la sociedad, definiendo una concepción centrada en una formación distorsionada, tal como sucede en las universidad públicas de la ciudad, Y como el ciudadano  pedrojuanino no fue protagonista, tampoco es protagonista de la modernidad, se crea entonces un consenso de permanente irresponsabilidad e indolencia que define los trazos de una cultura de los sentimientos, de una cordialidad intrínseca, incapaz de incorporar el mundo impersonal y de reglas formales.

Esta introducción sirva apenas de explicación de cuan degradada esta la sociedad, carcomida por actos irregulares de autoridades y personajes corruptos y que contaminan hasta la mente de los jóvenes universitarios, como en el caso de las universidades públicas en Pedro Juan Caballero. Hasta los directivos desvergonzados de la UNVES en sus reuniones entre cuates y cómplices dicen desvergonzadamente que se ha obrado, actuado en el marco legal. Decimos que esta gente no tiene límites en sus desvergüenzas. Acaso cobrar más de lo estipulado en las normativas de la universidad es legal? Claro que no. Es un acto de corrupción pues se está aprovechando de la necesidad del estudiante para obtener su soñado título profesional y, se les exige el pago de G. 1.000.000 con respaldo hipotético de recibos fajutos e ilegales, en lugar de los G.100.000 normalizado por la misma UNVES. Se llama cobro indebido. Acaso recaudar dinero y materiales para la construcción de la universidad en MARATON en donde estudiantes, docentes y toda la ciudadanía ha participado y contribuido y no haber rendido cuentas como debe hacerlo es un acto honesto? NO. Todo lo contrario. Acaso hacer figurar como nombrado a un pariente que no asiste, no desarrolla clases es legal? NO. Acaso tener hermanos, padres, comadres, compadres y socias y socios, o amigos cercanos en la institución como docente es un acto correcto?. NO. Es un asqueroso acto de nepotismo que es una de las aristas podridas de la corrupción. Acaso el maltrato de personajes obscuros que ocupan cargos directivos para con los estudiantes está bien?. NO. A esta especie de gentuza hay que expulsarla de la Universidad. Acaso disentir, no comulgar con sus actos y actuaciones corruptas y enrostrárseles es ilegal?. NO y NUNCA, pues uno se tornaría cómplice de la corrupción y se atenta contra la CONSTITUCION NACIONAL. Esto y mucho más hechos y actos corruptos, como ausentarse de clases para irse de excursiones o atender cuestiones que no es de la universidad estando en horario de asistir y trabajar en la universidad. ESTO ES LISA Y LLANAMENTE CORRUPCION.

En el 2014 la UNP fue intervenida por la Contraloría General de la Republica y se han detectado tendal de irregularidades. En la UNA forzaron la renuncia del rector FROILAN PERALTA. La misma UNVES de Villarrica fue intervenida y renunciaba su rector. Todos totalmente por actuaciones irregulares. Y que pasa con la UNA y la UNVES de Pedro Juan Caballero? HASTA HOY SUS AUTORIDADES TIENEN EL, PLENO RESPALDO DE LAS AUTORIDADES POLITICAS QUE LOS SOSTIENEN. Y RECUERDO A ESAS AUTORIDADES que las listas sabanas acabaron y que sus actuaciones en contra de la gente honesta de la sociedad servirán de bumerang.

Todos estamos más que asombrados, atónitos de lo amplia y lo profunda que ha resultado ser la corrupción en la Universidades públicas de la ciudad. Una corrupción que resulta especialmente dañina, escandalosa y repugnante por haber sido diseñada, liderada y realizada por autoridades académicas!

¡Vaya “maestros” que han padecen nuestros jóvenes! ¿Qué están enseñando con su ejemplo esas “autoridades académicas” a sus estudiantes… que el conocimiento no sirve para nada, que un título y un cargo son simplemente herramientas para el latrocinio? Por suerte en la capital de la REPUBLICA CON EL FAMOSO UNA NO TE CALLES ha quedado demostrado que los estudiantes no solo no aprendieron esa lección, sino que les resulta odiosa y repugnante. Ojala cunda es digno ejemplo en los estudiantes de las universidades públicas de Pedro Juan Caballero. HACE FALTA DIGNIFICAR LAS INSTITUCIONES.

Por Por Lic. Prof. Osvaldo Paniagua

Redacción Pedro Juan Digital 

#Pedro Juan Digital 

 

 

 


BUSCAR NOTICIAS:
Lo ultimo