Variedades : La tecnología que usa sangre joven para revertir el envejecimiento
14/04/2021 / Variedades / Visitas: 35399
El plasma sanguíneo contiene una gran cantidad de compuestos y algunos de ellos han demostrado su capacidad para regenerar células en animales

Estamos más cerca que nunca de encontrar la fuente de la eterna juventud, o eso parecen creer los gigantes tecnológicos de Silicon Valley que llevan años invirtiendo cientos de millones de dólares en tratamientos capaces de revertir los procesos de envejecimiento de nuestro cuerpo. Una farmacéutica española también se ha apuntado al carro y ahora lidera este sector.

Jeff Bezos, fundador de Amazon, Peter Thiel, cofundador de Paypal junto con Elon Musk, o Google, a través de su empresa Calico, llevan cerca de una década invirtiendo grandes cantidades de dinero para descubrir qué es lo que hace que nos hagamos viejos.

 No es simplemente por vanidad o por querer mantenerse jóvenes de por vida. Encontrar medicamentos que puedan añadir años a tu vida o envejecer manteniendo un buen estado de salud sería un negocio muy lucrativo. Según comenta Michael West, gerontólogo y director general de AgeX Therapeutics, a CNBC "el mercado de las enfermedades relacionadas con la edad y el envejecimiento es un mercado de un billón de dólares".

Una de las compañías más avanzadas en este campo es Alkahest, una empresa que, como explica este artículo de Newsweek, nació para darle rendimiento comercial a los espectaculares descubrimientos realizados por sus fundadores —Tony Wyss-Coray y Saul Villeda— cuando eran investigadores en la Universidad de Standford.

A principios de la década pasada publicaron una serie de artículos que demostraban cómo la sangre de ratones jóvenes era capaz de regenerar el cerebro de los especímenes más viejos. Este descubrimiento cayó como una bomba en la comunidad científica y el dinero de los inversores empezó a llegar a paladas.

 Alkahest recibió 150 millones de dólares por parte del Nan-Fung Group chino, de la fundación de Michael J. Fox y de la farmacéutica española Grifols, que hoy en día atesora la totalidad de sus acciones. Con este dinero han sido capaces de completar la fase 2 de ensayos clínicos —donde se prueba la seguridad y eficacia de los medicamentos en un grupo reducido de personas— en seis de sus terapias para tratar enfermedades relacionadas con la edad como el Alzheimer y el Parkinson.

La sangre conecta todo tu cuerpo

Desde que Villeda descubriera en 2014 que la transfusión de sangre de un ratón joven a uno viejo hacía que su número de neuronas se triplicara en comparación con otro ejemplar de las mismas características, tanto él como Wyss-Coray no han dejado de estudiar cómo se puede revertir este proceso. Villeda asegura que su objetivo no es tanto alcanzar la inmortalidad como buscar la manera para que podamos pasar el mayor tiempo posible sanos.

 “La mayor parte de las enfermedades que sufren los mayores suceden en las dos últimas décadas de su vida: Alzheimer, Parkinson o enfermedades cardíacas”, comentó Villeda en una entrevista a CNBC. Para el investigador la vejez es el factor de riesgo más importante en enfermedades degenerativas, pero su objetivo no es curar estas enfermedades sino revertir el proceso que hace que se desencadenen, la edad.

“Cuando envejecemos se produce inflamación molecular” advierte el Dr. Villeda. Este proceso de pequeñas inflamaciones hace que la regeneración celular deje de suceder. Con las transfusiones de plasma de sangre de ratones jóvenes en mayores consiguen aportar nuevas células y también hacer que las viejas rejuvenezcan. “Lo contrario también es cierto” advierte, Villeda. Si se hace una transfusión de sangre de ratón viejo a uno joven se producen los efectos contrarios.

 El objetivo principal del laboratorio de Villeda, es poder identificar cómo actúan las moléculas exactamente y entender el proceso de envejecimiento. Hasta ahora han hecho grandes progresos en su laboratorio trabajando fundamentalmente con ratones: han conseguido descifrar qué molécula bloquea la regeneración de sus células. Han demostrado que se puede bloquear una proteína que se acumula en el cuerpo con la edad y que al eliminarse provoca que se regenere su memoria y sus capacidades cognitivas. Y también han encontrado una proteína que mejora la memoria y la capacidad de aprendizaje de los ratones jóvenes.

El negocio de alargar la vida

A parte de la sangre también se están estudiando otros tratamientos capaces de revertir el proceso de envejecimiento mediante la reprogramación genética de las células. En 1993 se publicó en la revista científica Nature un artículo pionero en el que se demostraba cómo modificando los genes de un gusano se podía aumentar su esperanza de vida. Desde entonces se ha trabajado mucho para entender los mecanismos del envejecimiento. EE.UU. incluso ha creado un instituto nacional (el National Institute of Aging) para liderar y controlar los avances en este campo.

 Unity Biotech, empresa de la que son inversores Bezos y Thiel, está especializada en la eliminación de las células senescentes. Con el paso del tiempo estas células dejan de dividirse y causan inflamaciones en las células sanas que provocan su envejecimiento. La eliminación de las células senescentes hace que este proceso remita y las sanas vuelvan a funcionar con normalidad. Aunque esta técnica funcionó bien en animales, los ensayos clínicos en humanos han sido del todo satisfactorios. En 2020 intentaron sin éxito probar su eficacia para el tratamiento de la osteoporosis de rodilla y ahora están haciendo tests para ver si consigue corregir problemas de visión.

AgeX Therapeutics es una empresa de biotecnología que busca la regeneración de los tejidos con células madre. Según su CEO, Michael West “si tienes un ataque al corazón durante los primeros estadíos de la vida, tu cuerpo hace que crezca tu corazón de nuevo”. El primer paso para la compañía es aplicar estos avances en un hidrogel de uso tópico para regenerar el tejido de las heridas y cicatrices.

 Por ahora ninguna agencia del medicamento ha aprobado este tipo de terapias y solo se han testado en humanos de manera controlada durante los ensayos clínicos que se han venido haciendo durante estos años. La gran cantidad de remedios que nacen de estas técnicas pero que no tienen la suficiente supervisión científica es alarmante. “Si me preguntas qué es lo que va a hacerte vivir más con plena seguridad” comenta Matt Kaeberlein, profesor de la facultad de medicina de la Universidad de Washington a CNBC, “lo que te puedo responder es hacer lo que más o menos sabemos todos: no comas demasiado, haz ejercicio con regularidad, no fumes”.

 Si estas nuevas técnicas médicas acaban llegando seremos capaces de vivir más años con una calidad de vida mucho mejor, pero también pueden causar graves conflictos. A los posibles problemas de control de la población que se puedan generar si nuestra especie supera los actuales 70 años de esperanza de vida media, hay que añadir los éticos de usar la sangre de jóvenes y la inequidad que una tecnología así puede suponer.

Fuente: El Confidencial 


BUSCAR varios:
Lo ultimo