História : Orígenes de Pedro Juan Caballero, capital del Amambay (1ª parte)
11/11/2022 / História / Visitas: 4713
Por Alejo Mendieta.- En vísperas de la celebración del 123º aniversario oficial de nuestra capital departamental, conocida como “La Terraza del País”, por su ubicación geográfica en el punto más alto de la cordillera del Amambay, a 704 metros sobre el nivel medio del mar, iniciamos una serie de publicaciones relacionadas a sus orígenes, evolución y crecimiento hasta nuestros días para de esa forma conocer más sobre todo lo relacionado a la ciudad en que vivimos.

Hasta el 1 de diciembre de 1899, conocida como “Paraje Punta Porã”, la ciudad de Pedro Juan Caballero se halla ubicada en el extremo nordeste de la sub-región Norte del país, frontera con la República Federativa del Brasil, se remonta sus orígenes al siglo XIX con la denominación de “Punta Porã”, toponimia guaraní que expresa características derivadas del hecho de que la población inicial se asentara en un montículo prolongado, o loma, poblado por unos 80 o 90 gigantescos árboles de ybyraromi (peroba), lugar este, donde hasta finales de los años 90, estuvo asentado el aeropuerto de la ciudad, hoy ocupado por el Palacio de Justicia y el Palacete Municipal, considerado como el punto más alto de la Cordillera del Amambay.

La ciudad de Pedro Juan Caballero descripta en el mapa de Aguirre, se halla ubicada “nueve leguas entre las cabeceras de los ríos Ypané y Aquidabán, beneficio de García”, denominándola “Ybyaguazú” (tierra alta). Al respecto, Aguirre menciona además en su diario, que en la comarca del actual Amambay, los yerbales eran explotados por García, quien abrió un camino por la quebrada del Aquidabán y el Ypané.

Las rutas de la yerba mate

Las primeras rutas fueron trazadas por el coronel Francisco Resquín, comandante de la Villa Real Concepción. Las mismas partían de Concepción, Tavegó y San Carlos, dirigiéndose a Chirigüelo, siendo en ese entonces Bella Vista la puerta de entrada hacia el legendario Jeréz Ñu, construyendo no solamente una importante defensa como fortín contra los Bandeirantes, sino además, un punto de conexión del tráfico comercial fronterizo entre la República del Paraguay y el Imperio del Brasil.

En 1872, dos años después de culminada la genocida Guerra de la Triple Alianza, la Comisión Demarcadora de Límites entre Paraguay y Brasil establece su campamento de trabajo en Punta Porã, ubicándose la delegación brasileña en las cercanías de la laguna y la paraguaya hacia el Chirigüelo. Como consecuencia de este trabajo se fijan los hitos demarcatorios en el año 1874. A partir de esta época, Punta Porã se convierte en lugar fronterizo al perder el Paraguay parte de su territorio.

Arbitrarias medidas impuestas por el Brasil

La expansión poblacional y el crecimiento económico de este lugar fronterizo se debió no solo al hecho de ser “Paraje” obligado de descanso del tráfico yerbatero sino básicamente a la arbitraria aplicación del tráfico de libre comercio que se había suscripto con el Brasil unos cuantos años antes, y que si bien permitía la entrada al Paraguay de productos brasileños, no permitía lo reciproco con los productos paraguayos.

Esto determinó que los comerciantes de Concepción se establecieran en el “Paraje Punta Porã”, creando un importante núcleo comercial desde donde, en forma ilegal, introdujeron al Brasil productos importados de Europa que llegaban vía fluvial al puerto de Concepción.

Material de consulta: Semblanza de la Antigua Punta Porã – Romildo Moreira Villanueva


BUSCAR varios: