Mundo: Pasajero de avión venezolano aclara situación del mismo
28/07/2022 / Mundo / Visitas: 11873
En una entrevista concedida al canal de YouTube C5N de Argentina, Mario José Arraga, venezolano de 38 años de edad, quien dijo ser Gerente de Finanzas de EMTRASUR, empresa venezolana de transporte de carga propietaria de polémico avión Boing 747, que estuvo en nuestro país, y que fue catalogado como el “avión iraní – venezolano”, ligado al terrorismo islámico, aclaró que dicho avión es venezolano, que opera bajo bandera y con matricula venezolana, y que por lo tanto no es iraní. Vea el video

Explicó que dicho avión es una adquisición en octubre de 2021 y que llegó a Venezuela, tal cual como se lo ahora, a mediados de febrero del presente año, y a partir de allí comenzó la vida operacional como EMTRASUR. Al tiempo de  aclarar que no es tripulante, dijo que viaja en el mismo en su calidad de Gerente de Finanza, porque como una empresa nueva no conocida a nivel mundial, cuando viajan por primera vez a un país, a una estación o a un aeropuerto particular, viajan los directivos para que hagan contacto y establezcan vínculos personalmente con los potenciales clientes, para de esa forma poder facilitar las operaciones en futuras actividades.

Aclaró que la empresa que adquirió el avión se llama COMBIASA,  pero que lleva la denominación EMTRASUR debido a que la primera tiene unas condiciones específicas o niveles de autorización para poder operar aerolínea donde el básico es para el transporte de pasajeros, lo cual hacer la transformación y las adecuaciones para el permiso como avión para transportar exclusivamente carga era mucho más complejo.

Sobre la adquisición de dicha aeronave, dijo que durante la pandemia el gobierno venezolano vio la necesidad la necesidad de tener un avión de carga, e gran envergadura, para poder transportar principalmente los medicamentos y alimentos que eran necesarios para el país, y que a partir de allí se comenzó a estudiar la posibilidad de una aeronave, que en medio del bloqueo como país tienen, debido a que las opciones estaban restringidas, citando a Boing y Aiur Bus que no les podían vender.

Ante esta imposibilidad de obtener la aeronave con las especificaciones que requerían, aparece la empresa MAHAM AIR,  una empresa reconocida que les ofreció la posibilidad de adquirir la aeronave con las especificaciones por ellos requeridas, incluyendo un paquete logístico de instrucción para poder operarla, ya que se trata de una aeronave de gran envergadura que amerita unas certificaciones para poder operar. Tal es así, que como en Venezuela no existe hoy día pilotos calificados por las autoridades aeronáuticas para operar este tipo de aeronave, los pilotos venezolanos que conforman la tripulación se en encuentran en periodo de instrucción en la 3ª de tres etapas, la 1ª la parte teórica, la 2ª simulador de vuelo y la 3ª la práctica, etapa esta en la que se encuentran actualmente

Por tal motivo, la empresa que les vendió la aeronave les proveyó una tripulación iraní con instructores calificados que además deberán operar e impartir instrucción durante el plazo establecido de seis meses. Por otra parte, afirmó que ya volaron a varios países como ser, China, India, Nigeria, México, Nicaragua, Cuba, Paraguay, Aruba, Surinam etc., y que en ningún lugar tuvieron problemas, pasando por los controles migratorios sin ningún problema hasta que  en la Argentina, el pasado 6 de julio,  quedaron retenidos en el aeropuerto de Ezeiza, luego de haber procedido a la descarga de autopartes para Volkswagen, con prohibición de salir del país, 12 horas después cuando se disponían a despegar 12 horas después cuando se disponían a despegar, sin que les hayan señalado los motivos que hasta hoy desconocen.

Respecto a los instructores iraníes dijo mantener una buena relación y que los mismos están instruyendo a dos tripulaciones tanto de cabina como operativa en el sector de cargas. Sobre uno los comandantes citado como perteneciente a un grupo islámico terrorista, aseguró desconocer tal afirmación, más aún teniendo en cuenta que en ningún país donde aterrizaron ninguno de los instructores figuraron con código rojo.

En la parte final menciona que transportaron Cigarrillos desde Paraguay a Aruba y negó categóricamente haber transportado alguna vez armamentos, “más que nada fueron medicamentos”, según afirmó. 

 


BUSCAR NOTICIAS:
Lo ultimo