Clan Acevedo : ¿Cómo se despoja a los arrendatarios y se negocian los solares municipales?
06/09/2022 / Clan Acevedo / Visitas: 11312
Todo empieza en Catastro, en donde el responsable verifica la existencia de solares con buena ubicación que permita tener un alto valor adquisitivo, en dólares. Una vez identificado, si el arrendatario está atrasado en el pago anual, simplemente ya rechazan el cobro en el caso que quiera ponerse al día con el arrendamiento, y si por ahí está al día, inventando cualquier impedimento, no le aceptan el pago haciendo de esa manera que figure como moroso.

Estos datos, el solar con pago de arrendamiento atrasado, son enviados a la sección Patrimonio en donde es registrado como “abandonado” y por ende, disponible para su adjudicación a otro interesado.

En ese momento, aparece un “interesado”, la mayoría de las veces “señora mboriahú” (prestanombre y a veces inexistente) solicitando en arredramiento dicho solar, y tiempo después, esa “señora”, decide venderle o transferirle sus derechos a un empresario, quien a su vez, al cerrar el trato de compra – venta, solicita a la Municipalidad adquirir el mismo en propiedad.

Como es lógico suponer, al estar disponible, la Municipalidad tiene la potestad de vender dicho solar, por lo que envía la solicitud para ser aprobada por la Junta Municipal, en donde, sin estudio pericial ni verificación previa, se trata sobre tablas y por mayoría simple de votos o de forma unánime, sin objeción, se aprueba la venta.

“Y aquí está el detalle”

Como diría el cómico mexicano Mario Moreno Cantinflas, “aquí está el detalle”, la venta del solar se realiza de acuerdo al costo fiscal por metros cuadrados, que no supera los 200 mil guaraníes, tal es así, que un solar de 10 x 40 mts., se vende por 80 millones de guaraníes, o mejor dicho, la Municipalidad vende por 80 millones de guaraníes, suma esta que ingresa íntegramente  a las arcas de la Municipalidad, mientras que el valor real de la venta, que varí desde 50 mil hasta 200 mil dólares, según la ubicación del solar, no pasa ni tan siquiera por enfrente de la Municipalidad, ese dinero va directo y sin escalas a manos de los “negociadores” que luego se reparten en proporción de 50% para la cabeza y 50% para los acólitos, y negocio cerrado, sin derecho a protestar por parte de los despojados


BUSCAR NOTICIAS: