Mundo: ¿Un potencial Chernobyl? El silencioso desastre medioambiental que enfrenta Estados Unidos
15/02/2023 / Mundo / Visitas: 13565
Un tren que transportaba cantidades industriales de productos químicos altamente tóxicos descarriló en Ohio y cubrió de humo un pueblo entero. La población fue evacuada, pero la incertidumbre se mantiene sobre la contaminación del aire, el suelo y el agua en la región. Por La Tercera

A comienzos de febrero, un tren que transportaba sustancias químicas tóxicas se descarriló en el este de Ohio, lo que provocó un incendio que cubrió de humo el pueblo de East Palestine.

Ante los riesgos de una eventual explosión, las autoridades delimitaron una zona de evacuación y llevaron a cabo una “emisión controlada” de gases tóxicos para neutralizar la carga de algunos de los 150 vagones del tren.

Los poco menos de 5 mil residentes de East Palestine temían por su salud, mientras aumentaba la preocupación por el efecto del descarrilamiento en el medioambiente.

Esto es lo que sabemos.

El silencioso desastre medioambiental que enfrenta Estados Unidos. Imagen de un dron

¿Qué pasó en East Palestine?

Cerca de las 21 horas del pasado 3 de febrero, 50 de los 150 vagones del tren que une Illinois con Pensilvania descarrilaron en East Palestine, un pueblo de 4.700 habitantes situado en Ohio.

Operado por Norfolk Southern, según recopiló The New York Times, el tren transportaba productos químicos y materiales combustibles, pero es el cloruro de vinilo, un gas tóxico inflamable, el que más preocupa a las autoridades y habitantes de East Palestine.

El descarrilamiento provocó un gran incendio que envió una densa nube de humo negro al cielo y la ciudad.

Rápidamente, se ordenó la evacuación de los residentes a ambos lados de la frontera entre Ohio y Pensilvania (de hecho Pittsburgh está a apenas 80 kilómetros), mientras el gobernador de Ohio, Mike DeWine, encendió las alarmas sobre una posible explosión.

 

¿Cuál es el daño al medioambiente en Ohio?

Temiendo una peligrosa explosión, las autoridades realizaron el 6 de febrero una liberación controlada de los materiales tóxicos de cinco vagones del tren.

Luego, el contenido de los carros se desvió a una zanja y se quemó.

Según las autoridades, se estaban tomando medidas de precaución en toda la región, sobre todo en los estados que usan agua del río Ohio.

La Agencia de Protección Ambiental estadounidense (EPA) informó que unos 20 vagones del tren transportaban materiales peligrosos.

“Se sabe que se han liberado y se siguen liberando” al aire, al suelo y a las aguas superficiales sustancias químicas como cloruro de vinilo, acrilato de butilo, acrilato de 2-etilhexilo y éter monobutílico de etilenglicol.

El 12 de febrero, la EPA, tras controlar el aire, declaró que no había detectado contaminantes a “niveles preocupantes” en East Palestine y sus alrededores.

Esto, a pesar de que los residentes podían seguir percibiendo olores, según recoge The New York Times.

Primeras imágenes de la nube tóxica en East Palestine. Foto: AP /Gene J. Puskar

EPA también afirmó no haber detectado cloruro de vinilo ni cloruro de hidrógeno, que podrían causar problemas respiratorios potencialmente mortales.

Hasta el momento, no se han registrado heridos ni muertos a causa del descarrilamiento, pero muchos se preguntan hasta qué punto la zona es segura en el largo plazo.

Medios locales y redes sociales han informado que peces y ranas estaban muriendo en los arroyos locales. La gente compartió imágenes de animales muertos o dijo que en la ciudad todavía se olían productos químicos.

  •  

La detención de un periodista durante una rueda de prensa sobre el descarrilamiento suscitó críticas en Internet. Mientras algunos residentes se han quejado de dolores de cabeza y malestar desde el descarrilamiento.

¿Qué pasó con los habitantes de East Palestine?

Tras el descarrilamiento, cerca de 2.000 residentes de East Palestine recibieron la orden de evacuar la zona.

Las escuelas permanecieron cerradas durante toda la semana, al igual que algunas carreteras.

La compañía de ferrocarriles Norfolk Southern dijo que había donado 25.000 dólares para ayudar a la Cruz Roja estadounidense a establecer refugios y hacer frente a la afluencia de gente.

El 6 de febrero, el gobernador de Ohio amplió la orden de evacuación para incluir a cualquier persona en un área de 3 kilómetros alrededor de East Palestine, que abarca partes de Ohio y Pensilvania.

Pero dos días después, anunciaron que se permitía a los residentes regresar a sus hogares después de que las muestras de calidad del aire midieran los contaminantes por debajo de los niveles preocupantes.

La planta de tratamiento de agua de East Palestine declaró que no había observado efectos adversos.

Norfolk Southern aseguró en un comunicado que sus propios expertos y contratistas estaban analizando el agua de pozos privados, aunque se recomendó a la población utilizar agua embotellada.

El senador J. D. Vance, republicano por Ohio, dijo en Twitter que se trataba de un “complejo desastre medioambiental” que requeriría un estudio a largo plazo.

 

¿Un potencial Chernobyl?

Un reporte de Business Insider destaca que, aunque las dramáticas imágenes de Ohio podrían hacer creer a los espectadores que “el estado tiene un mini Chernobyl” entre manos, “la escala de la destrucción de Chernobyl fue mucho peor”.

Sin embargo, el impacto ambiental del incidente de East Palestine “no debe ignorarse”, dicen los expertos.

El accidente de Chernobyl ocurrió después de que se pasaran por alto una serie de medidas de seguridad durante una prueba de un reactor nuclear, lo que resultó en una gran explosión y un incendio que esparció grandes cantidades de sustancias químicas radiactivas como plutonio, yodo, estroncio y cesio.

Según BI, “aunque se encontraron sustancias químicas cancerígenas en el tren que descarriló en East Palestine y se produjeron múltiples explosiones pequeñas, muchas se quemaron de manera controlada, lo que resultó en una gran nube negra sobre la ciudad”.

“Los productos químicos en el incidente de East Palestine tampoco son tan potentes como los desechos nucleares en Chernobyl”, compara el citado medio.

En la Unión Soviética, dos personas murieron inmediatamente después de la explosión del reactor nuclear. Un mes después, casi 30 trabajadores murieron como resultado de una enfermedad por radiación aguda y uno de un paro cardíaco. Tras el accidente de Chernobyl, se estima que miles de personas murieron como resultado de cánceres y enfermedades de la sangre causadas por la exposición química de la planta.

En East Palestine, no se han reportado muertes como resultado del descarrilamiento o los siguientes incendios y explosiones, aunque los residentes dicen estar experimentando problemas respiratorios, dolores de garganta y cabeza, ojos irritados y otras dolencias.

Tras la quema controlada de productos químicos para evitar una explosión mortal, los residentes del pequeño pueblo de Ohio aseguran que han muerto perros, gallinas y otros animales domésticos. También se han contado aproximadamente 3.500 peces muertos en cuatro vías fluviales cercanas.


BUSCAR NOTICIAS:
Lo ultimo